Blogia
Cuarto grado

La casita de dulces

Había una vez una niña y un niño que encontraron una casa y el nene se puso a llorar porque no encontraban comida. En la hora de la merienda encontraron una casa de chocolate.

Los chicos fueron a la casa, tocaron el timbre y los atendió una señora con una gorra naranja, una nariz muy fea y con un vestido horrible. Pero no era una señora, se trataba de una bruja.

Ella agarró al niño, que era más flaco, y lo encerró en una jaula y le cocinó varias comidas para hacerlo engordar para comérselo. La bruja le dijo al niño que se meta en el horno, le pidió a la niña que lo encienda pero ella le dijo que no lo iba a hacer. La bruja respondió:

- ¡Así se prende el horno! Se agarra una antorcha y se mete en el horno-

La niña la empujó en el horno y la bruja salió volando por las nubes y jamás volvió.

Los niños regresaron con sus padres y nunca más vieron a la bruja, y todos vivieron felices para siempre.

FIN


¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres